Nº1 EN VENTAS - Líderes en el mercado de nutracéuticos

Cómo calmar a un perro en su visita al veterinario

Veterinaria con un perro- Pharmadiet

Hay situaciones que ponen nerviosos a los caninos: un traslado a un nuevo hogar, una temporada con otros cuidadores, una situación familiar complicada… y las visitas del perro al veterinario están dentro de las situaciones que más ansiedad generan a los caninos. Es importante saber cómo calmar a un perro en una situación de estrés, un papel que en ocasiones sobrepasa a los dueños y corresponde a los profesionales de veterinaria.

 

Según un estudio de la Universidad de Helsinki, 7 de cada 10 perros tienen un comportante relacionado con la ansiedad, que deriva en un comportamiento agresivo, hiperactivo o asustado. Los investigadores en genética de la universidad también destacan que los machos muestran comportamientos más hiperactivos, mientras que las hembras comportamientos más temerosos.

Hagamos un repaso por las causas y signos de un perro nervioso, así como algunos consejos para trabajar durante la cita en la consulta veterinaria.

Causas del nerviosismo en los perros

Algunas de las causas están directamente relacionadas con la familia del animal. La genética es la primera (hay razas más propensas a los nervios y ansiedad, como puedes ver al final del artículo) pero también el estrés de la madre durante el embarazo o la separación de su madre y hermanos antes de las 8 semanas puede generar ansiedad por separación. Una ansiedad que luego se traslada a la separación de sus dueños.

En el caso de los perros adultos que han tenido malas experiencias, abusos o castigos en el pasado, pueden ser propensos a un comportamiento nervioso. También aquellos que tienen mala socialización con otras mascotas en casa o con otros perros durante el paseo.

Un entorno en el que no se sienta seguro y cómodo puede aumentar la ansiedad del animal.

Por ello es importante que, en las primeras visitas a una clínica veterinaria, tenga a su disposición su alimento favorito o premio, un juguete conocido…  más adelante verás consejos que puedes ofrecer a los dueños relacionados con ello.

Los ruidos fuertes, truenos, petardos… pueden aumentar su nivel de estrés, así como la falta de actividad física.

Por último, si el perro sufre de una dolencia puede estar más susceptible, huraño, apático… y el tratamiento de la enfermedad puede ayudar a que recupere su forma de ser y su carácter habitual.

Síntomas derivados de la ansiedad en perros

¿Cómo puede saber un veterinario que un perro que visita su consulta sufre estrés o ansiedad? Hay signos que pueden despertar sus sospechas:

  • Hiperactividad y conductas indeseadas como mordisqueo de objetos.
  • Falta de atención y dificultad para concentrarse en órdenes.
  • Comportamiento huidizo hacia otros perros o personas.
  • Apatía y apariencia cansada.
  • Intentar morderse la cola o ladridos sin motivo (estereotipias).
  • Rascado excesivo que puede causar heridas, o lamido excesivo.
  • Jadeo constante, especialmente si va acompañado de gemidos tristes y llantos.
  • Pérdida de pelo.
  • Rigidez muscular con orejas tiesas y músculos tensos.

Preparar la visita al veterinario de un perro nervioso

Algunos consejos para saber calmar a un perro que, como veterinario, puedes ofrecer a dueños primerizos que tengan dudas sobre las primeras visitas a tu clínica.

Por ejemplo, que paseen por la zona cercana a la consulta veterinaria. Así el camino ya les será habitual y no se pondrán nerviosos desde antes. Incluso puede entrar con él unos minutos, presentarlo antes de la cita si hay hueco en tu agenda. Es recomendable que el día de la consulta acudan paseando, para que pueda llegar relajado y con sus necesidades hechas.

Si por distancia es necesario usar el coche, es conveniente que la mascota esté familiarizada con el vehículo y no solo lo relacione con el veterinario. La música relajante suele funcionar en los viajes que no son a pie.

Dentro de la consulta, es recomendable evitar que se relacione con perros desconocidos. Si no se llevan bien puede ser un punto de estrés más.

Recomienda también a los dueños que traigan los juguetes, golosinas o premios favoritos del perro. Así relacionará la visita con algo positivo.

Consejos para veterinarios: cómo calmar a un perro

El primer punto que debes tener en cuenta es el entorno que hay en tu clínica. Especialmente en la sala de espera de los dueños con sus mascotas. Reduce al máximo el ruido (puedes probar con música relajante) y las distracciones existentes en este espacio. Ten una ventilación correcta. Ten el espacio preparado para que puedan esperar varias mascotas sin estar muy juntas. Como complemento, piensa en instalar un dispensador de agua, tanto para dueños como para mascotas.

Aquí tienes otras 4 pautas para calmar a un perro nervioso cuando acudan a tu clínica veterinaria:

  • Muestra tu profesionalidad. Los caninos tienen una sensibilidad especial para detectar el nerviosismo en otras personas, por lo que es importante que el personal de la clínica (preparados y con experiencia para todo tipo de situaciones) y los dueños (más emocionales, quizás es conveniente comentarlo con anterioridad con ellos) mantengan la calma.
  • Comunícate de forma tranquila, pero sin lugar a confusión. Habla con el perro de forma suave, evitando ruidos fuertes o tono de castigo.
  • Manejo respetuoso. Si tienes que mover al perro o tocarle, hazlo de forma suave y moderada, poco a poco.
  • Usa refuerzos positivos. Con el consentimiento del dueño (y procurando conocer los gustos del animal) ofrece premios y recompensas cuando se comporte de una manera adecuada. Si al terminar se ofrece una recompensa, el último recuerdo de la visita será positivo.

Recuerda que cada perro es un mundo, y deberás adaptar tu estrategia de calma a cada una de las visitas.

Extra: Las 5 razas de perro más nerviosos

  1. Schnauzer mini. No superan los 10 kg de peso. La cría indiscriminada ha aumentado los ejemplares de temperamento nervioso.
  2. Pastor alemán. Como el anterior, la cría ha indiscriminada ha resultado en problemas de salud comportamental. Muy popular en el ámbito policial o asistencial.
  3. Los terriers. Especialmente Fox, Yorkshire y West Highland.
  4. También llamado pug, son movidos y de personalidad terca. No superan los 10 kg.
  5. De peso entre los 5 y 20 kilogramos, los cruces en la crianza han llevado a un comportamiento alterado.

También se pueden mencionar entre los perros nerviosos: lebrel bereber, border collie, spaniels, setter irlandés y american eskimo.

Referencias:

  1. https://www.elperiodicodearagon.com/vida-y-estilo/2022/03/08/cinco-razas-perro-nerviosas-destrozos-62535702.html
  2. https://hospitalveterinariodonostia.com/como-ayudar-a-un-perro-si-esta-nervioso-o-estresado/
  3. https://nubika.es/noticias/problemas-comportamiento-perros/

https://www.imveterinaria.es/noticia/8751/un-estudio-revela-la-importancia-de-la-actividad-fisica-en-la-salud-c.html

Posts relacionados

Pharmadiet Veterinaria es una marca especializada en alimentos complementarios para animales y productos para la higiene, cuidado y manejo de los animales para la salud animal con más de 30 años de experiencia

Contacta con nosotros

© Pharmadiet Veterinaria es una marca del grupo OPKO | Todos los derechos reservados.
Diseño web y marketing digital por Wide Marketing

Pharmadiet Veterinaria es una marca especializada en suplementos alimentarios para animales y productos para la higiene, cuidado y manejo de los animales para la salud animal con más de 30 años de experiencia

Te atendemos

© Pharmadiet Veterinaria es una marca del grupo OPKO | Todos los derechos reservados.
Diseño web y marketing digital por Wide Marketing

Contenido para especialistas
La página web de Pharmadiet incluye contenido técnico dirigido exclusivamente a profesionales veterinarios. El acceso a esta web y el uso que pueda hacerse de la información y los contenidos será responsabilidad exclusiva del usuario.